lunes, 6 de enero de 2014

Henry Cavill, Maromo del Año

Querido señor Cavill:

Hace más años de los confesables, una seguidora de mis empresas blogueras, de nombre Lo, me recomendó que viera la serie "Los Tudor", porque "Henry Cavill se merece un Día del Maromo". 
Como se debe hacer caso a lo que dice la gente sensata, me puse el primer capítulo y cuando apareció usted por primera vez, con esa sonrisa de golfo, ese pelo en el pecho y esa cara más bonita que el Paraíso, me quedé en severo shock maromístico y sólo pude balbucear, incrédulo:
- ¿Es ese? En serio, ¿es ese?


Por entonces, se comentaba que usted no había tenido mucha suerte en muchos castings high-profile, perdiendo oportunidades y papeles de relevancia. 
Yo, enamorado de sus carnes y sus encantos, nunca fui capaz de entender lo desaprovechado que andaba en televisión y, aún así, lo disfrutaba como ese placer secreto, tan especial cuando las cosas bellas son poco conocidas y esperan ser reveladas.


Cuando se anunció que sería Superman, esperaba este día de victoria. 
Sabía bien que, desde que se calzara las mallas azules, nadie lo iba a dudar. Ni mis lectores ni el público internacional, que ha descubierto lo inaudito: un tío tan idílicamente bello y, a la vez, tan ardiente, tan machote, tan todo. 
Yo le he votado. Mi madre también, porque en sus palabras, "este es demasiado".


El principal mérito es que no ha ganado por "El Hombre de Acero", ha ganado a pesar de "El Hombre de Acero". 
El único que hizo bien su trabajo fue, de nuevo, el entrenador personal y quedó la decepción, aquello de que una película tan fea desaprovechase a un actor tan guapo.
Con todo, taquillazo, portadas y avalancha de fans.


¿Habrá más interesantes oportunidades de lucimiento? Claro que sí. 
De momento, ya lo veo acreditado como protagonista de "The Man From UNCLE", otro reboot que desea arrasar, mientras esperaremos libretos de enjundia, benévolos paseos por el indie y todo lo que usted se merece. O el porno gay y así ya me puedo morir de la alegría.
Ha sido un largo camino llegar hasta esta victoria de Maromo del Año y, como ha hecho mucha gimnasia para ponerse como una cordillera y matar dudas, valga ilustrar la evolución de su body.






Está hecho un beefcake de lo más suculento y la prueba evidente de que Hollywood se pirra por los pelos tanto como nosotros.
Para ser sinceros, a mí usted me ha gustado siempre, con esos pectorales y sin ellos. ¿Cuál fue el secreto? 
¿Quizá la sonrisa, que enseña un draculíneo colmillo en preciadas ocasiones?





¿O la mirada? Pelo negro, ojos azules. La combinación de las combinaciones. Para mí, no hay otra mejor.




Dudo aún de cuál será el misterio cavilliano, aunque podríamos concluir que es el paquete completo.
La única certeza es que mis lectores - a quien debe inferir su victoria tanto como yo agradezco su participación - quieren más fotos.
Las tendrán.

.



Insuperable, insuperable. 
Ahora que ha recibido la corona de laurel y la medalla dorada de los guapos reguapos que ganan por blogs jositomontezcos cada Navidad, he de referirme también a aquellos que comparten podio con usted. 
Ha vencido con facilidad, aunque Michael Fassbender se ha trabajado una tremenda medalla de plata tras alzarse en las dos pasadas ediciones, hecho que sólo expresa el poder del incesante huracán pelirrojo.
La medalla de bronce ha sido un glorioso empate entre Daniel Brühl, nene adorable en plena reivindicación, y Nikolaj Coster-Waldau, representación de la pegada de "Game Of Thrones", en general, y del malvado devenido en magnético Jaime Lannister, en particular.
El podio del Maromo del Año ha sido completamente europeo este año. Usted, inglés, mientras los otros se cuentan entre Irlanda, Alemania, España y Dinamarca.


Si hay que confiar en un buen mañana profesional para usted, Henry Cavill, yo también renovaré la esperanza para que 2014 esté a la altura de su reinado. 
Sólo con que estos doce meses rocen algo de sus grados de belleza, podremos estar más que satisfechos.
Para usted y para todos, Feliz Año Cavill.

6 comentarios:

  1. Guaaaaaaaaaaaaauuuuu, estoy en parada ovárica, qué disparate, qué fotacas, qué pechote, qué colmillo draculíneo, qué de tó por tó. ¡Y menudo pódium, por todos los maromos del mundo! Europa rules, yeaaaah!

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla de hombre. No parece real. Aunque yo tiro más por tierras Danesas :P (toma bronce xD)

    ResponderEliminar
  3. Dios de mi vida, si es que es verlo y perder una el sentido!!!!! Es tan maravilloso que se agotan las palabras y los suspiros. Mira que ha sido complicado, pero yo también le he tenido que votar, no me ha quedado más remedio...
    Ya ves qué recomendación más buena, eh? Después de eso, me retiro, nada puede superarla...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. La virgen del cordero!! :O :O Poco puedo añadir ya que no haya expresado de mil formas distintas antes sobre la adoración, la pasión y los calores que me provoca este superhombre de pelotes en pecho, sonrisa perfecta con colmillo draculíneo, ojazos azules, pelazo negro, vozarrón para el infarto ovárico y todos esos músculos y tableta de chocolate que hasta el mismo Hércules envidiaría <3

    Pueden estar lloviéndole fans a cascoporro tras su salto al éxito internacional con ese "Hombre de Acero" y con los millones de dedos que lo apuntaban a posible candidato para Christian Grey, pero Henry sabe que me tiene muerta desde que mis ojicos lo vieron en los tiempos de la primera temporada de "Los Tudor". Solo con su primera escenaza recuerdo que casi me caigo de la silla y sobra decir que luego no podía parar de babear con cada una de sus escenas, poniéndole bien difícil a mis ovarios si decidirme entre él o Jonathan (aunque bueno, un sándwich mixto de ambos no estaría nada mal) 3:)

    Fassbie y Nikolaj son también dos macizorros que se han labrado un buen año de despliegue maromial, pero ante semejante competición mi mente y mi cuerpo solo podían ir a favor de ese hombretón kriptoniano que no pertenece a este mundo... ¡Felicidades por Henry! Se lo merece y gracias Josito por haber compartido otro añito más de suspiros y fatigas cavillianas y por todas las que nos quedan por venir :P

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Uau. Es claramente mi superhéroe favorito.

    ResponderEliminar