jueves, 9 de mayo de 2013

Richard Madden


El trágico destino de los Stark de Invernalia se dice más trágico si se cuenta con rostros tan hermosos como Richard Madden, el pelirrojo escocés que interpreta a Robb, primogénito, rey del Norte y maromo de "Game of Thrones" por derecho propio.

 

Con esos ojos de niño eterno y esos gruesos labios que sueltan frases de honorabilidad en la serie que lo ha hecho popular, no es extraño que Robb según Madden haya despertado a un seguimiento que nunca tuvo el personaje de las novelas. 
Si se le añade esa historia de príncipe despertado a la valentía y se le coloca al lado de Oona Chaplin - bella pareja donde las haya -, el seguimiento se troca en furor.
Los fans dicen crecer y crecerse ante cada aparición del caballero, sus morritos y su vestuario de corte bajomedieval.


Hay quien dice que Richard Madden va a ser más grande que "Game Of Thrones" y también quien lo compara oportunamente con Henry Cavill, de quien podría ser primo secreto sin sorprender a nadie.
Entre las llamadas a la gloria, ayer se confirmaba una decisiva: Richard Madden será el Príncipe Azul, cómo no, para la "Cenicienta" que producirá Disney y dirigirá Kenneth Branagh. 

 

Hasta ese día, ha llovido mucho para Richard Madden que, de entre el reparto joven de "Game Of Thrones", era quien ostentaba más abultado currículo en la Catodia británica, ya familiarizada con esa mirada, esas marcadas facciones y ese cabezón de forma benditamente rara.

 

Madden empezó de niño, subido a los teatros por sus padres, como forma y manera de que el pequeño Richard perdiese la timidez. 
Qué mono.


Su elección como Robb fue golpe de suerte y llamada al maromismo, porque Madden se decía mayor, se dejaba esa barba exquisitamente rojiza para mayor impacto y desenvainaba la espada ante la imparable destrucción de la paz de la familia Stark.


Mucho ha llovido, y más arreciará con esas lluvias de Castamere, que caerán sobre el penúltimo episodio de esta tercera temporada.
No sólo será el momento cumbre para la serie, ya encaminada a ser el mayor éxito de la HBO, sino que dicho capítulo supondrá el instante clave para Richard como actor.

 

La cuestión sería preguntarle a Richard Madden en estos días favorables si efectivamente perdió aquella timidez infantil o la oculta. Es decir, si su mejor interpretación es la vida misma.
Sospecho que no hay tiempo para pensárselo. Sólo muchos proyectos por firmar y un camino, Real y real, por el que andar y deslumbrar.
¡Arriba el pelirrojismo un jueves más!

 

Qué mono, qué mono.

7 comentarios:

  1. ¡Un gif y todo, qué nivel! No soy muy de Richard, pero qué bien lo vende usted.

    Y me quedo con esta frase "(..) ese cabezón de forma benditamente rara." Como siempre, dando en el clavo, querido Josito.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Me encanta Richard!! Es cierto que su papel como Robb ha encumbrado al personaje mucho más. Desde luego espero poder verlo en muchos más proyectos...porque un maromo como él no hay que perderlo de vista.

    Pd: Recomiendo a tod@s la serie británica Sirens. Una comedia de 6 capítulos donde su belleza alcanza límites inimaginables.

    ResponderEliminar
  3. Qué mono!! Fue una de las mejores elecciones de casting de la serie, Robb es un personaje muy importante pero en la serie es donde se le ha dado la dimensión que merece. Y este chico lo borda. Y qué te voy a contar a nivel maromial?? Ha ido mejorando con el paso de las temporadas, tan serio (le recuerdas alguna sonrisa?), tan regio, tan Stark.
    Ay, las lluvias de Castamere no son buenas para nada...
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Josito, ¡me inclino ante tus increíbles dotes descriptivas! Vaya que sí que nos espera un final de temporada bastante impactante, ayyy esas lluvias de Castamere...

    Cada semana mis ovarios explotan ante su divina presencia, ¡si es que más guapo no puede estar! Por cierto, recientemente me recomendaron la miniserie "Sirens" donde también actúa él y la serie se da un gran aire a QaFUK, así que por si no la conocías, ahí queda la recomendación :P

    Gracias por esta nueva entrada maromial, Josito! Mi Rey del Norte te lo agradece :)

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con el parecido con Henry Cavill; esperemos que no le traiga problemas (aunque ahí está el caso de Ginnifer Goodwin y Jennifer Morrison, cuyo parecido como de hermanas gemelas no sólo no les ha perjudicado sino que les ha traído sendos papeles en Once Upon a Time).
    Con las lluvias de Castamere veremos hasta qué punto los productores han conseguido que el público empatice con Robb. Aunque es tan guapo que estamos todos ya rendidos.

    ResponderEliminar
  6. Ya decía yo que me gustaba tanto por algo, Henry es El Prototipo. Y yo gustoso que me hacía un sandwich con los dos. Ay omá!

    ResponderEliminar
  7. Bueno, como te decía por ahí, no soy mucho de este tío, y tampoco lo considero parecido al Cavill, que para mí, es mucho más que un semidios, sin embargo, chapeau a la forma en que has descrito este actor

    ResponderEliminar